Guías educativas de “Primera Luz” se caracterizan por su esencia innovadora y regionalista

10 guías educativas que abordan temáticas como la medición del tiempo, la orientación celeste, el sistema solar y los telescopios e instrumentos, entre otros conceptos, componen el material pedagógico creado por los especialistas del proyecto FNDR 2018 “Primera Luz”, para contribuir al fortalecimiento de la educación astronómica en la Región de Antofagasta.

Los textos, catalogados como inéditos e innovadores, forman parte fundamental de los kits distribuidos en los diversos establecimientos antofagastinos gracias a la iniciativa, los que se complementan con materiales creados con una cortadora láser, entregando insumos de alta calidad, fabricados bajo estándares de tecnología avanzada.

“Las guías están diseñadas para ser utilizadas con un kit de materiales para que los profesores puedan enseñar distintos tópicos del ámbito de la astronomía, considerando diversas secciones que pueden trabajarse con actividades prácticas, incorporando también, astrofotografías y videos, para que la comprensión de la temática sea efectiva”, destacó el encargado de la confección de las guías educativas del proyecto “Primera Luz”, Farid Char.

El profesional, destacó, además, que el material similar existente hasta ahora está elaborado habitualmente en idioma inglés y adaptado al hemisferio norte, en ese sentido, los kits de “Primera Luz” proponen un nuevo modelo de interacción, al acercar conceptos de cosmovisión andina y geografía local, considerando al hemisferio sur y especialmente a la Región de Antofagasta, como referentes para el aprendizaje.

Propuesta que se grafica con ejemplos como el análisis de impacto de asteroides, mencionando la existencia del “Museo del Meteorito” en San Pedro de Atacama; o la conversación relacionada a signos de vida fuera del planeta Tierra, relacionando las condiciones del planeta Marte con el Desierto de Atacama, en el que se desarrolla la vida de extremófilos.

Este proyecto FNDR 2% Cultura 2018 es apoyado y financiado por el Gobierno Regional de Antofagasta, y responde a un trabajo continuo de “Primera Luz”, que tiene por objetivo, fortalecer la educación astronómica local.